El paseo en bote (1893 – 1894)

La artista estadounidense Mary Cassatt vivió gran parte de su vida en Europa, donde pudo estudiar las obras de Corregio, Parmigianino, Velázquez, Rubens y Rembrandt, así como las de otros maestros a quienes admiraba. Fue Degas quien le sugirió unirse a los impresionistas, y tanto él como Renoir ejercieron gran influencia en su pintura, cuyo tema predilecto fue el retrato de mujeres y de niños.

«El paseo en bote» es una de sus composiciones más conocidas e incluye uno de sus motivos predilectos: una madre con su  hijo. La elección del encuadre, la silueta de espaldas del remero vestido de negro que domina completamente el primer plano, la superficie azul oscura del agua y el fragmento de la vela gris, revelan la influencia de la pintura japonesa en su obra. Los fuertes contrastes de color proporcionan gran tensión al lienzo.

Mary Cassatt participó en cuatro exposiciones impresionistas en Europa, realizando su primera exposición individual en 1891 en la galería de Durand-Ruel. De regreso a Estados Unidos, en 1910 fue nombrada miembro de la National Academy of Design de Nueva York y cuatro años más tarde recibió la Medalla de Oro de la Pennsylvania Academy of Art.