Historia de Artequin

Postal_PabellonParisEl 27 de mayo de 1993, nace Artequin, un proyecto educativo que tenía la difícil misión de incentivar la apreciación del arte y la creatividad.  El Museo fue albergado en el Pabellón París, un bello edificio de hierro y zinc que fuera construido con motivo de la Exposición Universal de París en 1889, trasladado a Chile, reconstruido frente a la Quinta Normal y declarado monumento nacional en 1986.

El proyecto fue apoyado por cinco socios estratégicos: la Ilustre Municipalidad de Santiago, Empresas CMPC S.A., El Mercurio SAP, Fundación Andes y Cochrane S.A., los que se transformaron en los pilares de la Corporación Un Espacio para el Arte, Artequin. De ellos, hoy solo continúan los tres primeros.

La idea era permitir a niños, jóvenes y adultos conocer las obras más importantes del arte occidental y experimentar con ellas de manera cercana para entender los procesos creativos, conocer a los artistas y construir en los visitantes un juicio crítico para que cada uno lograra tener su propia mirada.

De la mano del historiador del arte Romolo Trebbi, se definieron más de cien piezas de la pintura y escultura mundiales, representantes de los diferentes movimientos que han marcado la historia del arte en Occidente y se encargaron reproducciones en alta calidad de cada una de ellas. Éstas se agruparon de acuerdo a seis criterios diferentes: Figura humana, Creencias, Paisaje y Naturaleza, Retrato y Rostros, Crónica e Intimismo y Siglo Veinte.

Una comisión de profesionales recorrió diferentes museos en el mundo, entre ellos, el Fine Art Museum de Boston, el Centro de Artes Paul Getty de Los Ángeles (California) y el Art Institute de Chicago y de todos ellos se tomaron diferentes ideas para construir una metodología de enseñanza del arte interactiva y lúdica.

Tras inaugurarse el Museo Artequin, el éxito fue inmediato.  Miles de personas experimentaron la innovación museológica y museográfica, a través de sus recorridos interactivos, visitas guiadas, talleres,  y medios audiovisuales  y digitales.

Con el cambio de milenio, Artequin comenzó a proyectar su expansión por Chile. En 2005 nació el museo del Parque Jorge Alessandri, en la Octava Región. Tres años después se inauguró el tercer Artequin en Viña del Mar, con cerca de treinta obras. En marzo de 2016 se inaugura Artequin Los Ángeles. El último de los proyectos Artequin ve la luz a mediados de 2016 en Antofagasta, auspiciado por Inacap.

A lo largo de su historia, Artequin ha atraído a más de dos millones de personas en sus distintas sedes.